viernes, 31 de enero de 2014

AYUDAR AL RECONOCIMIENTO EMOCIONAL (I)

Las emociones forman parte de nuestra vida, nos acompañan en todo momento, y depende de como las gestionemos, conseguiremos unos resultados más o menos óptimos. Pero, ¿realmente nos enseñan a gestionarlas? ¿Se pone atención en este aspecto durante la escolaridad? Si las emociones estan con nosotr@s siempre, ¿como es que no se les da la importancia que tienen?

Un concepto de educación global debe incorporar por obligación la gestión de las emociones. Si este aprendizaje se da en los primeros años de nuestra vida, el camino en el futuro será menos tortuoso. Es muy importante entender y controlar las emociones. Se puede llegar a la conclusión que si hay un reconocimiento de las emociones desde pequeñ@s, en el futuro, habrá mayor adaptación a su entorno y por tanto, mayor percepción positiva de un@ mism@. Incluso me atrevería a decir, ser más felices

El entender tanto las propias emociones como las ajenas, proporciona una base estable para la relación del/la niñ@ con su entorno. Es importante que las personas de referencia más cercanas (familia y mestr@s) puedan fomentar un buen reconocimiento y uso de todos los aspectos emocionales. 

Así, podemos empezar haciendo una valoración de como el/la niñ@ percibe las emociones a través de sencillos reconocimientos faciales. Se le presentan las diferentes caras y debe clasificarlas en la tabla dependiendo si las percibe de manera positiva, negativa o neutra.





Después de este pase, sería fenomenal que le pusiera nombre a esas emociones. Y así ir trabajando el vocabulario emocional.

Esto puede funcionar como simple "evaluación", posteriormente se deberán trabajar más en profundidad cada una de las distintas emociones, sus reacciones y como identificarlas.

En próximos posts, seguiremos trabajando la emocionalidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.