jueves, 7 de abril de 2011

RASGOS DE PERSONALIDAD (1ª Parte): NARCISISMO

Muchas son las características de personalidad que nos identifican y que nosotr@s identificamos en los demás. Esto es algo común, pero a veces no somos capaces de clasificar a esas personas que a nuestro alrededor se mueven. 

Así, empezando con este post y siguiendo con algunos más, se intentará que de una manera más ordenada podamos identificar como somos y como son l@s otr@s. 

Hoy empezamos con el narcisismo. ¿Como es una persona con características narcisistas? ¿Cual es su manera de actuar con los demás?


La persona narcisista es un individuo con sentimientos de grandiosidad, necesidad de despertar admiración en los demás e incapacidad de empatizar con la gente, es decir, incapacidad por tener aprecio genuino por otras persona.

Esta carencia de afecto genuino no va a impedir al/la narcisista declararse enamorad@ o asegurarnos que siente un aprecio a nuestro trabajo y a nuestra persona, pero su querencia es siempre interesada. Lo que en verdad le motiva es sentirse admirad@ y atendid@ por los demás.

En multitud de ocasiones sobrestima sus capacidades y presupone que todos coinciden en valorarle como él/ella mism@ se valora. Suele fantasear sobre sus logros, sobrestimando su aportación y despreciando la de los demás.

Cuando una persona narcisista se sumerge en un grupo suele intentar desplazar al líder atrayendo hacia sí los elementos más débiles, a los que mima para recibir sus elogios. Pero cuando tiene responsabilidades directivas puede ser peligroso para el grupo. Para empezar va a rechazar cualquier amago de crítica e incluso puede tomar medidas en contra de aquellos que se han atrevido a criticarle. 


De alguna manera, podemos saber su manera de actuar observando unos simples detalles que a priori pasarían desapercibidos pero que nos dan la clave para tener el control.
  • El narcisista inteligente es un manipulador exquisito de la relación interpersonal. Va a hacernos creer que le importamos pero en realidad somos un peón para su juego. Cada persona tiene asignado un valor específico en su estrategia. 
  • Otra pista significativa para detectar a un narcisista es el desprecio que muestra hacia la gente sencilla que "no pinta nada".
  • El/la narcisista orienta sus relaciones interpersonales de manera muy operativa. Las amistades se hacen según el provecho que se puede sacar de ellas, y eso es válido incluso a nivel de sus relaciones íntimas: la pareja es un medio para reforzar su autoestima.
  • Los buenos sentimientos pueden simularse para impresionar a los demás o conseguir sus fines, pero nunca son sentidos de manera genuina. 
  • Suelen atravesar frecuentes crisis depresivas. La más pequeña crítica puede hacerles contactar con la realidad, y entonces se desencadenan crisis profundas. 
La mejor manera de no caer en sus redes es tener bien presentes estos factores y procurar no caer en el placer que producen los halagos profesados hacía nuestra persona ya que, en el fondo, no son verdaderos. 

¡¡¡¡¡¡ Nos vemos en la locura !!!!!!

(La DSM-IV divide los trastornos de la personalidad en 3 grupos basándose en la similaridad de los síntomas. Esta agrupación clasifica al trastorno narcisista de la personalidad dentro del grupo B (trastornos dramáticos, emocionales o erráticos), de trastornos de la personalidad. Estos trastornos de personalidad tienen en común un sentimiento excesivo de la propia importancia. Así, se incluyen en este grupo el trastorno límite de la personalidad, el trastorno histriónico de la personalidad y el trastorno antisocial de la personalidad)

Leer más...
Se ha producido un error en este gadget.