lunes, 7 de noviembre de 2011

UN CARA A CARA ON-LINE (Terapias vía Internet)

Nuestras vidas están estrechamente ligadas a las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TICSs). A veces parece imposible imaginar nuestras vidas sin un ordenador, un teléfono móvil,... que se han convertido en un apéndice más de nuestro cuerpo (¿la evolución nos llevará a tener más dedos para poder escribir más rápido en el teclado? Quién sabe...).


A parte de condicionar nuestro tiempo de ocio, también ha transformado nuestra manera de relacionarnos con el entorno profesional. La mayoría de las gestiones ya se llevan a través de redes internas o por el gran espacio que nos proporciona Internet. Un gran 'mundo' al alcance de un click (suena muy poético).

Y por eso, la Psicología no puede escapar a esta revolución global. Muchos somos los profesionales que utilizamos Internet para llevar a cabo nuestro trabajo, ya sea para buscar información, usar programas on-line o incluso para almacenar datos. Y en este punto me pregunto, ¿es posible llevar a cabo psicoterapias a través de la red?

Siempre se concibe la psicoterapia como una manera directa de abordar una problemática en la que el profesional analiza, evalúa y acompaña a la otra persona en su proceso de cambio. El cara a cara se produce y la información que se proporciona es infinita, tanto verbal como no verbal. Eso nos permite detectar muchos aspectos que a primera vista se nos pueden escapar. Pero, si decidimos hacer este proceso a través de la red, ¿que puede pasar?


Hay argumentos tanto a favor como en contra y yo os voy a exponer unos pocos

DESVENTAJAS
  • El consultante, deberá tener presente que aquello que escriba en un correo, o bien en el chat, puede llegar a estar al descubierto, sobre todo si comparte ordenador con más personas, por lo cual, es imprescindible tener un cuidado especial, con las claves de correo, y el destino en el cual se guardan los historiales del chat.
  • El encuadre terapéutico está en el ciber – espacio, por lo cual es responsabilidad de ambas partes cuidar ese espacio y mantenerlo. Si hiciera falta y la persona lo desea, se puede cambiar a una modalidad presencial, por tal motivo no podemos marcar más desventajas.
  • Lo más importante es que, a través del chat, email y conferencia, se pierde todo lo que forma parte del lenguaje NO Verbal (la información visual y auditiva gestos, miradas, silencios en el chat, cambios en el tono de voz, movimientos…). Por tal razón, a la hora de emprender esta  “aventura” es imprescindible la sinceridad, entrega y confianza, necesarias para poder llegar a los sentimientos y  padeceres de la persona que consulta, y así conseguir juntos un proceso terapéutico eficaz.

VENTAJAS
  • Con esta modalidad, evitamos desplazamientos y el tiempo, entonces, se nos estira… 
  • El contacto terapéutico, puede tornarse más flexible y frecuente, puesto que si mantenemos sesiones de chat, y un conflicto aflora luego de la misma, dentro de las posibilidades del consultante, estará escribir un mail, para el que sabrá, tendrá una respuesta.
  • Otra ventaja grandísima, es el registro escrito de las comunicaciones. Los chats y mails, quedarán guardados en el ordenador si la persona lo desea. Y eso le dará la posibilidad de releerlos y repensarlos, días después de la sesión lo cual puede dar lugar al insight, al pensarse a sí mismo en las situaciones y con diferentes estados de ánimo. Eso es ampliamente positivo.
  • Se valora la comodidad para el acceso, incluso personas con limitaciones físicas, solamente dependerán de sí mismas para realizar un tratamiento, o bien, personas que padezcan algún temor o fobia que les impida salir a la calle solos. También, se abre el abanico terapéutico a personas sordomudas. Es un paso adelante ante la igualdad de oportunidades.
  • Por último, el hecho de que el terapeuta no esté delante, de alguna manera desinhibe al consultante, característica que además promueve la apertura del mismo a temas que quizá no tocaría por vergüenza o miedo al rechazo, o porque su nivel de asertividad es muy bajo, y no sabe cómo decir las cosas… Es decir, se abre paso a la espontaneidad.
Y tu, ¿que piensas de la terapia ON-LINE? ¿Crees que es mejor, peor o igual que la psicoterapia presencial? Te animo a que opines!

¡¡¡ Nos vemos (ON-LINE) en la locura !!!


1 comentario:

HBIO dijo...

Es una buena opción

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.